¡¡Ojo!!

Esta mañana he colgado un post de los míos, como es habitual. Y no quisiera que por mis palabras, alguien se compadeciera por haber entendido que soy una persona sin recursos o al borde de la pobreza. Nada más lejos de la realidad. Afortunadamente provengo de una familia acaudalada y por mi naturaleza austera y sin vanidades materialistas, he sabido invertir cuanto dinero ha caído en mis manos para convertir y multiplicar ese patrimonio en una importante riqueza que me permitiría vivir sin trabajar. Quienes me conocen de verdad pueden dar fe de mis palabras.

Mi padre, que era un hombre sabio, también era conocedor de mi forma de lidiar con la vida. Poco antes de morir, durante una conversación telefónica, me dijo textualmente "Hijo mío, tú te has hecho millonario." Y tenía razón. Es lo que soy. De modo que en este sentido, os ruego aparquéis la pena si es que mi anterior escrito ha podido dar lugar a engaños.

Es de sentido común, que si tuviera que alimentarme con las contribuciones que mis "amigos de facebook" hacéis comprando algo de mi trabajo, a estas alturas, llevaría años enterrado por morir de inanición. Puedo contar con los dedos de una mano a las personas que han tenido la voluntad de adquirir obras mías aportándome además su confianza, la cual valoro y agradezco sobremanera. Es por esos amigos de facebook y por su esfuerzo, por quiénes mantengo a diario una lucha con tal grado de sacrificio, que no podéis ni valorar. Pero no lo hago por dinero, sino porque soy un artista y hago lo que se tiene que hacer.

Estoy hablando de trabajo honesto, sin un ánimo de lucro gratuito fruto del palabrerío, como nos tienen acostumbrados los innumerables charlatanes que deambulan por las televisiones forrándose, y a quienes muchos de vosotros sorprendentemente admiráis. Yo no soy uno de esos. Mi trabajo se basa en la honradez y en una capacidad creativa y técnica que espero haber dejado de manifiesto con suficiente claridad. No me hacen falta vuestros "me gusta " y podéis no molestaros ni en mover el cursor ya que me huele un poco a cierta y repugnante hipocresía. Después de esto también podéis borrarme de vuestra lista de "amigos" si os place, porque yo seguiré creando y vosotros podríais seguir engañándome con la ilusión de que sois una parte importante de mí, lo cual no es cierto porque, como he dicho antes, gracias al capitalismo que me avala no estoy enterrado.

Y ahora perdonadme pero tengo que seguir trabajando. Cada mochuelo a su olivo y cada cerdo a su gorrinera.

Posts destacados
Últimos Posts
Búsqueda por etiquetas
Sígueme
  • Facebook Classic
  • YouTube Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • YouTube Classic
  • Twitter App Icon

© 2014 by Josechu Velasco