Ayer


Desee que lloviera duro y entonces se me concedió. Cayó granizo por toneladas mientras se rasgaba el cielo como si se rompiera un saco de balines. Desenchufamos todo para no morir electrocutados, y cuando se alejó mi deseo en dirección a otros sustos, ocurrió esto... Qué raro sonríe el cielo ¿verdad?

Posts destacados
Últimos Posts
Búsqueda por etiquetas
Sígueme
  • Facebook Classic
  • YouTube Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • YouTube Classic
  • Twitter App Icon

© 2014 by Josechu Velasco