Caballero

Caballero, antes de lastimar a una dama, pruebe lo siguiente: Abra su caja de herramientas y extraiga el martillo. Bájese los pantalones y el calzón. Póngase de puntillas para colocar adecuadamente uno de sus testículos sobre una mesa de madera. Apúntele con el martillo, (como en Titanic cuando Di Caprio está esposado a la tubería) y descargue sobre él un golpe certero. Si no se le pasan las ganas de abusar, pruebe con el otro testículo. Y si aún así persisten las ganas, pruebe a beber medio litro de lejía. Otra cosa no le puedo decir...

Posts destacados
Últimos Posts
Búsqueda por etiquetas
Sígueme
  • Facebook Classic
  • YouTube Classic
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic
  • YouTube Classic
  • Twitter App Icon

© 2014 by Josechu Velasco