Buscar
  • Chusa Gallego

Hastío


Suelo tocarme la calavera cuando me aburro. Lo que hago es palparme el cráneo despacio, recorriendo las cuencas de los ojos y las demás hondonadas de hueso, intentando suprimir con la mente esta funda de carne que veo cada día en el espejo. Luego me cojo la calavera entera, y la muevo, como si fuera un pisapapeles independiente de mi cuerpo. Tengo que poner algo de imaginación para descartar el músculo y ver con claridad a mi esqueleto sentado en el sofá. Entonces me doy cuenta de cuanta suerte tengo de, a día de hoy, tener este recubrimiento con un setenta por ciento de agua que me permite pasear con mis bolsas de fruta por el mercadillo sin que los demás esqueletos salgan corriendo despavoridos por el terror. Si ellos tuvieran más en cuenta que bajo todos esos pensamientos de su conciencia se encuentra ese armazón de hueso perecedero, también tendrían miedo de sí mismos. Pero poca gente sabe radiografiarse con el pensamiento ayudándose del tacto , o no quieren por miedo a su propio rechazo. A mí me da lo mismo porque se lo que soy, y se que ésta sensación de hastío, es solo una ilusión en las profundidades del cráneo que suelo palparme. El término HASTÍO, se utiliza como sinónimo de tedio, disgusto, desolación, cansancio, agotamiento, hartazgo o aburrimiento. Y son todas esas mentiras diarias de los políticos, las mentiras del mercado del arte, las mentiras de la belleza retocada con Photoshop, las mentiras de una humanidad engañándose a sí misma y con ánimos de auto extinción...las que me conducen a esa sensación que tanto trabajo me cuesta disipar mientras me toco la calavera. La verdad está en el hueso, igual que en una aceituna, porque el aceite, lo que es en mí el hastío, es solo el resultado de existir gracias a la pepita dura que sostiene nuestra alma, como en la aceituna. Cuando te das cuenta de la verdad que encierran esos huesos con destino al olvido, es más fácil la vida. No quería hoy hablar de sexo, pero un solo apunte para acabar; !!Mentiras, que os follen!!

#aburrimiento #reflexiones #historiasreales

3 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

La araña

Otra vez esa vejiga traidora, precisamente cuando más calmoso estaba sobrevolando sin vértigo el tejado a dos aguas de una casa de seis pisos. En ese momento, le bastaba un ligero movimiento de aleteo

Misterio desvelado

Cuando Antoine Galland, un orientalista francés del siglo XVIII, transcribió Las Mil y Una noches al idioma Europeo y añadió por propia iniciativa el famoso cuento de La Cueva de Alí Babá, jamás hubie

  • Facebook Classic
  • YouTube Classic
  • Twitter App Icon

© 2014 by Josechu Velasco